El rasgo más característico de los gatos de angora es su sedoso pelaje. En un principio era de color blanco con la cara gris y con algunas manchas alrededor del cuello, con el tiempo, y con los cruces realizados por el hombre, se consiguió que el pelo fuese totalmente blanco. Otro rasgo muy peculiar del gato de angora son sus ojos. Son grandes y de diversos colores, suelen ser azules, pero también podemos encontrar gatos con ojos de color ámbar o dorado, verde e incluso dispares, estos últimos son una auténtica preciosidad.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies