Los gatos se lamen en su aseo y tragan muchos pelos. Estos pelos pueden agruparse en bolas de pelo y se acumulan en el estómago. La mayoría de las veces, el gato las elimina al regurgitar. Sin embargo, puede ocurrir que el tamaño de la bola impida su excreción y provocar un tapón en el tubo digestivo. Es una emergencia! Pero, antes de nada, mira esta interesante conversación entre una gata y su gatito!

Las bolas de pelo

Los gatos pasan cerca de 10% de su tiempo en arreglarse. Normalmente, la mayoría de los pelos que se tragan son expulsados en las heces. Cuando son demasiados, algunos pelos se agrupan y forman un cluster en el estómago. Estas bolas de pelo, llamados phytobezoars, generalmente pueden ser regurgitados por el gato, pero no siempre…

Signos relacionados con bolas de pelo

Los problemas con las bolas de pelo, involucran el sistema digestivo e incluyen estreñimiento, regurgitación escesiva y anorexia. Las bolas de pelo son la causa más común de regurgitación en gatos (vómitos). Tratando de vomitar, el gato hará algo de ruido y algunos propietarios pueden pensar que es tos. El problema es mucho más frecuente en gatos de pelo largo.

Riesgo de oclusión en el estómago del gato

La ingestón excesiva de pelo es peligrosa. Eventualmente las bolas formadas en el estómago pueden llegar bloquear el tracto digestivo formando un tapón. Se habla entonces de obstrucción del intestino. Se estima que aproximadamente el 25% de las oclusiones intestinales diagnosticadas por veterinarios en gatos son causadas por bolas de pelo. Cuando el tapón es demasiado grande, y eso no pasa con la ayuda de un lubricante recetado por el veterinario, se intervenir quirúrgicamente para quitarla. ¡A veces se han encontrado durante la cirugía, bolas de pelo del tamaño de una pelota de tenis!

En el caso de obstrucción, los síntomas son graves. Náuseas, diarrea, anorexia, hinchazón del abdomen o una incapacidad para defecar. Entonces es importante acudir de inmediato al veterinario. Observa que a medida que envejece, el tránsito de tu gato funciona menos bien. El riesgo de obstrucción con bolas de pelo son los más importantes, en gatos mayores de pelo largo.

La prevención es mejor que curar

Es importante cepillar regularmente tu mascota. Esto elimina muchos pelos que por lo tanto no serán tragados. Durante la muda, o habitualmente si tu gato es de pelo largo, el cepillado diario es ideal.

Dar a tu gato crema de malta, puede ayudarle a regurgitar sus bolas de pelo. Por otra parte, hay alimentos que reducen el riesgo de bolas de pelo. Las dietas altas en fibra facilitan el tránsito intestinal. Algunas golosinas para gatos o suplementos también ayudan a reducir la formación de bolas de pelo.

Habla con tu veterinario

Algunos gatos son más propensos que otros para “fabricar” bolas de pelo obstructivas. Tu veterinario le aconsejará sobre los alimentos preferidos y posiblemente dietéticos suplementos que más le convienen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies