Las mascotas domésticas pueden ser tan propensas a enfermedades como niños pequeños. Perros y gatos pueden enfermarse con tanta frecuencia como cualquier persona, sin embargo no tienen la misma capacidad de decirnos con claridad qué sienten. Por ello, hay que estar atentos a los distintos síntomas que puede presentar tu gato, síntomas de las enfermedades más comunes de estos pequeños animalitos.

Alergias, gripe, bronconeumonía

Las alergias en los gatos pueden ser tanto respiratorias como cutáneas y, al igual que la gripe presentan síntomas como estornudos, tos, dificultades respiratorias, mucosidades, picor persistente y lagrimeo.

La bronconeumonía es una inflamación en los bronquios y alveolos pulmonares y suele estar producida por alguna infección o virus, esto se traduce en su gato como ojos llorosos, mucosidad abundante, tos y en algunas ocasiones aparecen úlceras en la boca.

Conjuntivitis, cataratas, otitis

La conjuntivitis es de fácil descubrimiento, esta ocurre si su mascota tiene muchas lagañas, abundante lagrimeo, ojos enrojecidos y párpados inflamados. Las cataratas, enfermedad que también afecta los ojitos de tu gato, puede ser congénita o adquirida y se manifiesta rápidamente coloreando el interior de la pupila de color blanco, las cataratas pueden causar pérdida parcial o total de la visión de tu gato, así que si lo notas un tanto desorientado o torpe, revisa sus ojos y llévalo al médico.

La otitis, por su parte, produce inflamación y dolor agudo del conducto auditivo y puede llegar a consecuencias tan graves como perforación del tímpano. Puede producirse por ácaros, hongos o bacterias y suele manifestarse como una secreción marrón que sale de sus orejas.

Ante cualquiera de estas situaciones lo más recomendable es siempre llevar a su mascota a un veterinario de confianza, que pueda diagnosticarlo con exactitud y desarrollar el plan de cuidado y medicinas que debe consumir para su recuperación.

Problemas gastrointestinales

Los problemas gastrointestinales pueden ser causados por un virus, por parásitos, por una infección bacteriana o por alimentos en mal estado, esta dolencia se da con mas frecuencia en gatos pequeños, que aún no tienen sus defensas bien desarrolladas. Los síntomas son vómitos, diarreas, dolor abdominal, pérdida de apetito, debilidad o apatía. Si tu mascota presenta estos síntomas debes acudir de inmediato a su médico veterinario para impedir la deshidratación.

La Peritonitis infecciosa

Esta dolencia es causada por un virus denominado coronavirus. Se transmite por secreciones y a través de las heces de gatos infectados. Presenta síntomas variados como problemas respiratorias, fiebre, vómitos, diarreas. Lo sufren normalmente los gatos jóvenes o menores de cinco años. Existe una vacuna para prevenirlo. Debes consultar con su medico veterinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies