Si tienes hijos sabes lo importante que son las vacunas para evitar que en el ciclo de crecimiento y desarrollo de tu bebé haya alguna enfermedad que se salga de control y no exista una protección inmunológica a adecuada. Con los gastos sucede exactamente lo mismo, ya que si tenemos cachorros debemos llevar un control adecuado del ciclo de vacunación en la manera más estricta y organizada posible. Muchas veces no tenemos conocimiento de si nuestro gato tiene o no sus primeras vacunas porque lo hemos adquirido siendo ya adulto o un tiempo después de su nacimiento. Sin embargo, quiero mostrarte a continuación algunos consejos elementales que te ayudarán a tener un control absoluto del calendario de vacunación de tu gato, que al mismo tiempo se va a traducir en una garantía de calidad de vida y salud para el mismo.

  1. Considera la leche materna: A pesar de que no siempre tenemos la oportunidad de tomar un gato desde que es un cachorrito, si tienes la posibilidad de hacerlo, no permitas que este deje de consumir leche materna durante los primeros 40 días de nacido. No te imaginas que no hay vacuna que pueda sustituir la capacidad inmunológica y nutricional que tienen los gatitos cuando pueden ser alimentados directamente de su madre. Los veterinarios coinciden que esto es suficiente para eliminar la mayoría de los agentes, a pesar de que hay enfermedades muy especificas que solo podrían proteger a tu gato si posteriormente se les aplica su vacuna.
  1. Evaluación general del veterinario: Independientemente de que tu gato sea adulto o un cachorro, si ya tiene más 40 días de nacido va a requerir una vacunación especial que se le aplica a los gatos hasta los tres meses de su nacimiento. A pesar de que esta información debe ser provista por tu veterinario, no te recomendamos opciones alternas o auto aplicadas porque puedes correr riesgos innecesarios. Dentro de algunas de las enfermedades que esta vacuna protege se encuentran, la leucemia felina, la panleucopenia felina, colivirus y rinotranqueitis felina. Todas estas enfermedades pueden aparecer en tu gato antes de los tres meses y las vacunas van a garantizar protección contra las mismas.
  1. Consistencia luego de la primera vacuna: No descuides lo importante de la puntualidad y la consistencia en las vacunas para gatos. Luego que ya has aplicado la primera vacuna debes ser muy consistente sabiendo que hay una vacuna nueva a los tres meses de varias enfermedades y que a los tres meses y medio debes aplicar una contra la rabia, luego a los cuatro meses contra la peritonitis infecciosa felina, luego a los seis meses revacunar para poner refuerzos y a partir del año nuevamente hay que revacunar cada año. Debes visitar el veterinario para que te provea del calendario de vacunaciones y se le pueda aplicar la vacuna correspondiente cada 12 meses de vida.

Con estos consejos en mente y manteniendo una adecuada alimentación para tu gato, es muy difícil que vayas a enfrentar algún tipo de dificultades de salud. Tendrás una mascota completamente saludable y sobre todo segura para ti mismo y tu entorno familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies