Todos sabemos que la higiene de nuestro gato tiene un impacto en su salud. No obstante, tienen una particularidad en que muchos razas se higienizan lamiendo su propia lengua y pasándola por diversas partes del cuerpo. Hoy en día tenemos productos y cosméticos para bañar y cepillar a nuestro gato que son capaces de aportarle al mismo una belleza fuera de lo común en su pelo, que protegen su piel y que le dan una lucidez impresionante. Cuidar bien a nuestro gato en lo que tiene que ver con su baño y cepillado requiere que conozcamos un poco sobre algunos aspectos que son importantes.

Su cepillado

El tema del cepillado se puede hacer muy difícil cuando ya son adultos y no los hemos acostumbrado a esto. Es muy importante los acostumbremos desde que son pequeñitos a que puedan tener un cepillado habitual. Muchos veterinarios recomiendan que la frecuencia con la cual debemos cepillar a nuestro gato –o peinarlo—va a depender del pelaje que tenga. Muchas veces también en función de la capacidad tenga tu gato para higienizarse así mismo. Si tiene mucho pelo, podría complicársele un poco, por lo que tendríamos entonces que con una mayor frecuencia cepillarlo nosotros mismos. Hay distintos tipos de cepillos para gatos que uno puede utilizar dependiendo precisamente de la cantidad de pelo que este tenga. Pero también, hay cepillos que tienen un grosor estándar que pueden ser utilizados perfectamente en cualquier tipo de pelo.

Su baño

Quien ha tenido gatos sabe bastante bien que los gatos con su higiene parecen ser una especie presumida –esto es algo que llevan en sus genes-. No obstante, nosotros podemos ayudarlos para que pueda mantener su higiene como nunca antes siendo una mascota completamente limpia y saludable. Si tiene un pelaje corto podemos bañarlo con un guante o con las manos sin ninguna protección pero siempre utilizando champú especial para gatos. La ventaja que tienen estos cosméticos para animales es que su químico puede entrar en las orejas, ojos y demás lugares sin afectar en ningún momento su salud. Si tu gato tiene mucho pelo puedes utiliza un peine o cepillo suave para que puedas bañarlo mejor.

En el caso de que sientas que tu gato se resiste al agua y al baño piensa que eso es algo normal. Ellos van acostumbrándose poco a poco y cada vez que lo bañemos con mayor frecuencia más fácil será. Lo que se recomienda en este caso es comenzar el baño por aquellas partes que menos reacción le provocan. Trata además de que el agua tenga una temperatura adecuada y que no sea ni muy fría, ni muy caliente para que esto no le produzca ningún tipo de daño o alteración.

La frecuencia del baño dependerá del tipo de pelo y la actividad que realice el gato: Un gato que sale de casa habitualmente necesitará un baño más a menudo que uno que no sale nunca; en este último caso un baño cada 3 meses puede ser suficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies