Algunos rasgos que aparecen en jóvenes gatitos, pueden llegar a convertirse en problemas en el gato adulto, a no ser que se corrijan en estadios tempranos. Algunos garitos pueden arañar o incluso morder cuando se ha estado jugando con ellos, y este comportamiento puede crear dificultades en la casa, especialmente si hay niños.

Cuando un gatito reacciona de esta manera en el juego, tienes que ser firme con él. Cógelo y llévatelo a otra parte de la habitación. Ignóralo durante un rato, si vuelve hacia ti y, sólo como último recurso, dale un cachete en las patas traseras. Una rociada con agua puede resultar igualmente efectiva.

Algunos gatos dan problemas por que trepan por toda la habitación e incluso por las piernas de las personas. Puede ser doloroso, por lo que tal comportamiento debe desalentarse de la misma forma que se desalienta a los gatos a arañar mientras se juega con ellos. Puede ser más difícil impedir que un gato salte sobre los muebles, ya que los gatos son trepadores de árboles por naturaleza.

Anima al gatito a ejercitarse en el exterior lo más posible o aumenta el periodo de tiempo que pasas jugando con él. Esto servirá para cansarlos y así están menos preparados para demostrar sus habilidades atléticas por toda la casa.

Recuerda que si un gato tiene miedo es muy probable que busquen puntos altos, y si dos gatos no se llevan bien, ambos te paran tan alto como le sea posible, dañando el mobiliario y los adornos.

Entrenamiento higiénico

El problema de comportamiento más serio puede ser el de un gato que no está acostumbrado desde el comienzo a utilizar regularmente su caja para las deposiciones. Recuerda que los gatitos, casi en su totalidad, necesitan tener fácil acceso a su bandeja de deposiciones, después de cada comida.

Los gatos son unos animales fáciles de enseñar con éxito, ya que por naturaleza son animales limpios. Coloca siempre a tu gatito en la bandeja, después de cada comida, esto sirve para que pronto se acostumbre a ir allí automáticamente. Si rehúsa a utilizar la bandeja, podría ser que no ha sido bien vaciada. Los gatitos a menudo ignoran una bandeja sucia y prefieren encontrar un nuevo lugar.

Si por casualidad se produce un accidente, no tiene ningún sentido enfadarse con el gatito. Agarra la bandeja de posiciones y lleva al gatito hacia ella.

Las mujeres embarazadas no deben efectuar limpieza de las heces del gato, debido al relativo riesgo de contraer la enfermedad de protozoos llamada toxoplasmosis. Esta enfermedad puede ocasionar un aborto si la mujer no ha estado antes en expuesta a esta enfermedad.

Un riesgo más alto de esta infección en humanos proviene de la carne cruda y esta es una de las razones por las cuales sólo se debe ofrecer a gatos comida preparada, como medida preventiva de esta enfermedad y otras infecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies