Directamente desde Egipto

La palabra abisinio hace referencia a lo que antes se conocía como la antigua Etiopía, aunque al hacer un examen cuidadoso de su origen, se ha determinado que fue una de las primeras razas en domesticarse en Egipto.

Sin embargo, su difusión empezaría en 1860 cuando se trajeron los primeros ejemplares desde Abisinia, razón por la cual se le asignó este nombre a la raza. Desde 1929 se haría oficial.

 

¿Una personalidad inmadura?

Mientras que la mayoría de gatos tienden a mostrar un comportamiento cada vez más sereno, en el caso del gato abisinio parece suceder todo lo contrario, pues durante mucho tiempo siguen conservando su actitud juguetona e inquieta.

Esto significa muchas cosas para el dueño, pues además de requerir un espacio adecuado para que esta mascota pueda ejercitarse, también demanda atención, actividad física y un cuidado especial sobre la comida, que deberá tener un alto componente energético.

Es un excelente trepador, por lo que se recomienda un juguete especial o un jardín donde pueda desarrollar esta habilidad. Sin embargo, su personalidad es un tanto asustadiza, por lo que si se deja salir por mucho tiempo, cualquier ruido puede hacer que salga huyendo y se pierda.

 

Aspecto físico

Una de las asociaciones más frecuentes entre el gato abisinio y su apariencia, está relacionada con el puma. Parece en efecto una versión doméstica y pequeña del felino, pero adicionalmente su habilidad como cazador y trepador lo hacen muy interesante.

Ahora bien, con respecto a los estándares ideales de la raza, se espera una cabeza con forma ovalada y orejas redondeadas de base ancha. Con respecto a los ojos, tienen un contorno formado por una línea oscura que los resalta mucho más. No hay ninguna relación entre el color de los ojos y el del pelaje.

El cuerpo es bastante musculoso, aunque dentro de la clasificación general se le asigna un tamaño medio. Curiosamente, la forma de la parte trasera es bastante arqueada, por lo que siempre suele dar la impresión de que está a punto de saltar.

Finalmente, el color del esta gato es normalmente cálido y con tonos más claros en el abdomen, la garganta y los labios. Si se está pensando en un concurso, vale la pena destacar que las manchas se penalizan.

 

Recomendaciones adicionales

Como ya lo sabes, es importante que tengas en cuenta su alto nivel de actividad física, pero también un hecho particular y es la tendencia de este gato a subirse en los hombros de las personas.

Por esta razón, además del cuidado de los muebles de la casa, debes cortarle las uñas con frecuencia.

El entrenamiento del gato abisinio no es tan complicado, pues se trata de una raza muy inteligente y que ve este tipo de actividades como un reto. Es una de las mejor calificadas en las pruebas de agilidad, pero cuando está en frente de extraños, puede parecer algo reservado.

 

Imagen cortesía de John Morton (Flickr.com), licencia CC BY SA 2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies