El “gato desnudo”

Es de esta manera como se les conoce a estos gatos y se cuenta que entre los aztecas, antiguos indígenas mexicanos, había una raza de gatos sin pelo, los cuales desarrollaban un pelaje en el lomo y la cola para protegerse del invierno. Hay algunos ejemplares del Sphynx que comparten esta característica aún.

A principios del siglo XX se hicieron algunos artículos de prensa que alertaban sobre el peligro de extinción de un gato mexicano que no tenía pelo. Desde entonces, criadores europeos y de Estados Unidos comenzaron a interesarse por la raza, de tal manera que hoy está reconocido por varias federaciones dedicadas al ámbito.

Características del Sphynx

Esta joya del mundo de los gatos es un gato desnudo, o sea, sin pelo o con un ligerísimo vello, que tiene cabeza angulosa, un poco triangular y de poca anchura, aunque sí es larga. Su nariz es corta, con orejas muy grandes y que son anchas desde la base.

Los ojos son en forma de limón y de color acorde al pelaje; tiene cuerpo mediano, alargado y abdomen rollizo; la cola es delgada y más ancha en la base. Puede que algunos ejemplares tengan un mechón de pelos en la punta.

Algo destacable del gato Sphynx es que a simple vista parece desnudo, pero puede tener un pelaje corto y suave con algunos pliegues alrededor del hocico, entre sus orejas, así como en los hombros y en las patas. Si lo tocas puede que tengas la sensación de estar tocando una tela de gamuza. Tiene vello muy fino alrededor del cuerpo.

Respecto a los colores hay que decir que incluye todas las combinaciones con blanco, un color que en este tipo de gatos parece rosa, mientras que el negro parece gris oscuro. Debido a sus características es considerado como una excentricidad, pues su aparente desnudez es sorprendente.

Comportamiento

Como sucede con la mayoría de los gatos, el Sphynx es necesita de gran contacto físico y es juguetón, sin olvidar que es fanático de los saltos y de trepar. Si quieres uno en casa, se adaptará a la vida de tu familia; comúnmente no tiene problemas con otros animales y es paciente con los niños.

Los cuidados que necesita

Debido a la poca presencia de pelo, el Sphynx tendrá que ser aseado constantemente pues su piel produce mucho sebo en la transpiración. Puedes bañarlo un par de veces cada cuatro semanas y usar un champú especial; la piel no necesita atención especial para los efectos del Sol, lo único es que las zonas más pigmentadas pueden tomar colores más oscuros y aparecerle pecas.

La salud del Sphynx

Aunque es un gato que parece frágil, suele ser un gato robusto y con mucha salud. Lo único es que no se debe exponer a las bajas temperaturas, pues tal como sucede con los seres humanos, corre el riesgo de contraer enfermedades.

Imagen cortesía de M.Minderhoud (wikimedoa.org). Dominio público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies