Si quieres conocer más a tu gato y entender su comportamiento y manías, no puedes perderte estas curiosidades sobre él.

1- La cantidad de colores en su pelaje podría ayudar a reconocer su sexo. Así es, los gatos tricolores (calicó) y rojinegros suelen ser, casi siempre, hembras. Los machos, por su parte, no suelen superar dos tonalidades y, en el caso de hacerlo, sería consecuencia de una anomalía genética muy poco frecuente. Así mismo, los gatos blancos son más propensos a presentar heterocromía (un ojo de cada color).

2- Nuestros queridos felinos pueden emitir hasta 100 sonidos distintos en función de lo que quieran comunicar. Es cierto también, que la capacidad de expresión de un gato casero es mucho mayor que la de aquellos que no conviven con personas.

3- Respecto a la audición de estos mismos sonidos, aquellos que son agudos les parecen amistosos, mientras que los graves los identifican con la agresividad. Además, disponen de 32 músculos en sus orejas, que funcionan como antenas parabólicas. Por otra parte y respecto a esta cuestión, los gatos blancos con ojos azules tienen mayor riesgo de padecer sordera.

4- El maullido de cada gato es único y, además, puede cambiar temporalmente con la llegada de un nuevo minino a la casa, sobre todo si el nuevo inquilino es pequeño, momento en el que el tono de “voz” de tu primer gato se vuelve más grave. A las pocas semanas se recupera la normalidad.

5- Su fama de poseer poco olfato es totalmente falsa, su olfato es superior al de los perros. Sus fosas nasales tienen 19 millones de terminaciones nerviosas, frente a las del hombre, que sólo poseen 5 millones. Curioso, ¿verdad?

6- Para un felino, tú eres su compañero, y no al revés. Consideran suyo el lugar donde viven. Es el humano el que les hace compañía.

7- La castración aumenta su calidad y esperanza de vida. Es imprescindible si tu gato no sale a la calle y muy conveniente para controlar la súper-población felina. Sé responsable.

8- Sólo los mininos, las jirafas y los camellos pueden caminar moviendo las patas delanteras y traseras de un mismo lado. Asimismo, estas no son exactamente iguales sino que distinguen por el número de garras: en las primeras tienen cinco, y en las segundas, cuatro.

9- El ronroneo no siempre es un indicativo de que se encuentran a gusto. También lo puede emitir cuando están muy asustados o enfermos. Es su modo de tranquilizarse a si mismos.

10- La longitud del ancho de sus bigotes, corresponde a la parte más ancha de su cuerpo, una cuestión que les resulta muy útil para calcular distancias. Además, no se trata sólo de pelo sino de terminales sensores nerviosos que agudizan sus sentidos.

Además de todas estas curiosidades, no podemos dejar de comentar que las personas que viven con un gato son más longevas. El motivo principal es que nuestro minino consigue aliviar el estrés. De hecho, las estadísticas y estudios científicos afirman que estas personas tienen mejor tensión arterial y menos ataques al corazón. ¿A qué estás esperando para adoptar uno?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies