El gato como símbolo cultural

El gato es uno de los animales con más representación cultural en todo el mundo pero en algunas tiene una fama más positiva que en otras. A modo de ejemplo cabe mencionar que en algunas culturas el gato es símbolo de suerte mientras que en otras el gato de color negro es símbolo de mala suerte, sobre todo si se te cruza.

Si atendemos a los diferentes países para comprender cómo se ve al gato desde diferentes culturas, encontramos que la cultura islámica valora muy positivamente a estos felinos. De hecho, se cuentan historias sobre Mahoma relacionadas con estos animales y existe una leyenda turca que afirma que los gatos consiguieron entrar al paraíso una vez que Mahoma los consideró animales nobles.

Sin atender a religiones y distinguiendo por zonas, podemos decir que en Asia el gato es considerado portador de buena suerte y en Europa depende un poco más de la cultura de cada país en particular. Por ejemplo, en Inglaterra ven al gato negro como un símbolo de buena fortuna pero en España ocurre justamente lo contrario.

A pesar de que en España no somos muy buenos amigos de los gatos negros si es cierto que tenemos multitud de refranes de nuestra cultura popular en los que el gato está presente. “Dar gato por liebre” o “de noche todos los gatos son pardos” son dos de los más usuales.

Todo esto demuestra que el gato es un animal social presente en todas las culturas, sin distinción, para bien o para mal pero, ¿qué ocurría hace miles de años y cómo está relacionado el gato con la cultura mitológica? Lo vemos a continuación:

Mitos sobre el gato

Como curiosidad añadida a la cultura del gato hemos querido añadir este aparado que hace referencia a la mitología existente sobre el gato.

Es curioso que, por ejemplo, en la mitología nórdica el gato tuviera un poder sobrenatural sin igual que, en una ocasión, no permitió que el propio Thor (dios más fuerte de todos) levantara el carruaje de Freyja que los gatos sujetaban.

En la mitología griega también encontramos al gato como símbolo de animal noble que fue creado por Artemisa para ridiculizar a Apolo, su hermano.

Sin embargo, la cultura en la que el gato ha tenido más poder ha sido la del Antiguo Egipto en la que se veía al gato como un Dios por ser capaz de ahuyentar plagas, ratas y enfermedades y proteger así a sus cosechas. Por esta razón, la mayoría de familias de esta civilización tenían un gato y el día que éste moría se convertía en un día muy triste pero con un entierro lleno de lujos para dar la última despedida a uno de los dioses que dejaba el mundo carnal.

Como verás, existen cientos de historias sobre los gatos en las distintas culturas y civilizaciones y probablemente existen muchas más de las que hemos contado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies