El gato y el perro son los animales domésticos por excelencia en la actualidad pero lo cierto es que la domesticación del gato no es tan antigua como la del perro y no deja de resultar curioso que este felino tan especial ya apareciera en mitos de culturas antiguas pero no se pensara en él como en un animal doméstico. Entonces, ¿cuál es el verdadero origen del gato doméstico?

Origen del gato: la explicación real

Según la popular revista Science, el gato lleva asociado con el ser humano desde hace 10.000 años en Oriente Medio. La explicación de estos orígenes está relacionada con los cultivos de los seres humanos.

El cultivo y almacenamiento de grano era un potente atrayente de roedores y plagas que llegaban hasta todos los asentamientos y pueblos de aquella época. Estos roedores eran una fuente de alimento para los gatos que se terminaron acercando a los pueblos para poder cazar cómodamente. De esta forma, surgió la convivencia entre el ser humano y el gato.

Según explican en Science, los gatos se percataron de que el ser humano no suponía una amenaza para ellos sino todo lo contrario dado que las personas que veían disminuir el número de roedores en sus zonas tenían a los gatos como sus salvadores. Esta convivencia no llegaba a ser como la de ahora porque la gente de la época no adquiría un gato para tenerlo en su casa pero sí que existía una relación “cordial” entre personas y gatos, quizás una relación un poco asilvestrada, pero respetuosa.

En cualquier caso, lo que sí ha quedado claro a lo largo de los años es que el auge de la valoración del gato se produjo en el Antiguo Egipto, lugar en el que llegó a considerarse que los gatos eran sagrados gracias a su diosa Bast.

La domesticación del gato propiamente dicha comenzó en la isla de Chipre cuando hace unos 3.500 años estos felinos entraban en Europa procedentes del Antiguo Egipto.

Gato salvaje vs Gato doméstico

En el año 2007 se realizaron varios trabajos moleculares sobre 979 gatos de las arenas y gatos salvajes de subespecies diferentes en los que se pudieron comprobar la relación o vínculo existente entre el gato salvaje africano y los ancestros del gato doméstico. De esta forma, se llegó a la conclusión que ambos se habrían separado hace 130.000 años.

Conclusiones sobre el origen del gato doméstico

En definitiva, la historia sobre los orígenes del gato doméstico confirma que la relación entre personas y gatos es muy antigua y no se trata de algo relativamente reciente como muchos creen. Ahora, después de más de 10.000 años de convivencia entre seres humanos y gatos podemos decir que nos hemos convertido en especies inseparables la una de la otra pero siempre manteniendo la independencia que nos caracteriza a ambos.

Unos gatos pueden ser más antisociales e independientes que otros, pero no se puede afirmar, en ningún caso, que el gato no sea un animal doméstico en la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies