Como sabes, dormir durante la noche con nuestra mascota felina presenta ciertos inconvenientes que entorpecen nuestro descanso. A pesar del placer que apretujarnos contra nuestro compañero gatuno supone, es conveniente que disponga de un espacio propio para tal menester –el de dormir-.

Así, el mercado actual ofrece múltiples opciones: camas en alto, hamacas, almohadillas, túneles mullidos, refugios con adaptadores para el radiador y un largo etcétera. Pero si las variadas opciones comerciales no os convencen, puedes crear tú mismo Camas para gatos caseras para tu gato o gatos. Te contamos algunas premisas que deberás tener en cuenta.

– Les suelen gustar las superficies mullidas, tu ropa, los periódicos y otros. Seguro que has encontrado alguna vez a tu minino encima de una toalla, de una camisa recién doblada o de la prenda que te acabas de quitar. Las cajas de cartón son otro de sus eternos favoritos así que, ¿por qué no unir ambas preferencias? Puedes usar el embalaje de algún electrodoméstico de tamaño medio –eso sí, que el gato disponga del espacio suficiente para moverse con comodidad- y poner, en la base, papel de periódico. Rellénalo con ropa vieja y ¡listos! También puedes meter ropa usada en el forro de un cojín viejo, una buena idea para crear un colchón que se adapte a su gusto.

– Otra sencilla alternativa para fabricar un lecho es utilizar una maleta rota, llenándola, de nuevo, con prendas viejas, una manta o similares. Adorarán el resultado.

Gato en maleta

– Los cajones de un mueble antiguo también se pueden emplear en beneficio del descanso de nuestro pequeño amigo. Además, y siempre que dispongas del espacio necesario, les encanta estar en alto, y no hay nada como una vieja mesita de noche para hacer que se sientan confortables.

Cama para gatos en alto

Por otra parte, si estás pensando en deshacerte de esa vieja silla de oficina, no lo hagas, es la cama ideal cuando se tiene más de un gato. Tan solo tendrás que reclinar el respaldo hasta que quede paralelo al suelo y fijarlo para transformar el asiento en una maravillosa litera felina.

Gatos en silla

– Asimismo, nuestras mascotas adoran los recovecos, los túneles, los montones de ropa donde perderse y las cuevas. Dale gusto al tuyo y fabrica una tienda de campaña a su medida. Los únicos materiales que necesitarás son algunas camisetas usadas y un alambre semi-rígido que te deje moldear una forma. Dentro puedes colocar papel de periódico y prendas mullidas para que tu invento resulte un lugar irresistible.

Cama con ropa vieja

– En el caso de que dispongas de varias alternativas y esté a tu alcance elegir el material de fabricación, debes saber que el mimbre es uno de sus favoritos. Además, puede servirles al mismo tiempo de rascador, pues adoran afilarse las uñas en su entramado.

En definitiva: lo más importante es que tu gato se sienta cómodo con su lugar de descanso, pueda moverse, y que no le importe decantarse por esta opción a la hora de irse a la cama en lugar de meterse entre las sábanas contigo. Aunque no deja de ser adorable, sin duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies