Juguetes para gatos, misión imposible: Conseguir un juguete para nuestro gato, que le guste.

Cuántas veces nos ha pasado que, después de horas intentando encontrar el perfecto juguete para nuestro gato, cuando se lo damos nuestra querida mascota le hace más caso a la caja. No, no se trata de que nuestro gato sea muy especial, y tampoco que nosotros no le entendemos. Lo que ocurre es que tenemos que darle un juguete adecuado a su naturaleza.

Los gatos son unos animales sedentarios que se pasan la mayor parte del día durmiendo, acostumbrados a pasar muchas horas en soledad. Por ello, que un gato juegue no es sólo una manera de mantenerles activos y ágiles, sino también un modo de despertar su instinto de caza.

Uno de los juguetes más comunes para gatos, si bien no es un juguete al uso, son los famosos árboles: Una especie de “centro de ocio” para el gato que le va a encantar. De entrada, en estos árboles hay un rascador donde el gato puede afilarse las uñas, que es algo que le encanta (nuestro sofá es testigo de ello), con lo que va a ser un juguete que difícilmente le pase desapercibido.

Juguetes para gatos árbol grande

Y en el caso de que pienses que es un juguete demasiado grande, no te preocupes. Existen muchos tamaños y de muy diversas formas, con lo que puedes colocarlo en cualquier rincón de la casa, que automáticamente se convertirá en una especie de casa para tu gato.

Juguetes para gatos árbol rascador

¿Realmente les gustan los muñecos a los gatos?

Respecto a los muñecos, siempre existe la duda de si le acabará gustando o no, porque parece que no le hacen mucho caso. Lo mejor es comprarle un muñeco y dejarle que se acostumbre a él. Tal vez sólo lo huela y le dé un par de lametazos, y luego no le haga caso durante las próximas horas. Pero eso no significa que no le guste, y la solución no es comprarle otro muñeco más grande, con colores más llamativos o que haga ruido.

En ese sentido tienes que recordar que los gatos son unos animales muy independientes. Y aunque parezca que no le está haciendo caso al muñeco, eso no significa que no le guste; sólo que va a jugar cuando a él le apetezca. No cuando tú quieres que lo haga.

El mejor juguete de todos: los humanos

No hay juguete que más guste a un gato, que ese que puede compartir con su dueño. Pero ojo, que aquí no hay que confundirlo con un perro: El gato muy difícilmente va a ir a por la pelota que tú le tires (salvo algunas excepciones en gatos muy activos), pero eso no es que no quiera jugar contigo. Si le pones un muñeco o una pelota al final de una cuerda y lo mueves delante de tu gato, va a querer ir a por él sí o sí, pues lo que estás haciendo es despertar sus instintos de caza.

Juguetes para gatos pelota presa

Hay quienes también usan punteros láser, que además son muy buenos para mejorar su agilidad al obligarles a saltar para alcanzar ese puntito rojo que le está volviendo loco. Pero si quieres jugar con tu gato con este juguete, ten cuidado de no darle con el láser en los ojos, ya que puedes hacerle daño.

Imagen cortesía de anónimo (gatolicosanonimos.es). Todos los derechos reservados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies