Los rascadores para gatos son uno de los juguetes más importantes en el día a día del felino, pues además de permitirle afilar sus uñas, son también un mecanismo que utilizara para estirar todos sus músculos.

Adicionalmente, a nivel instintivo esta es una forma de comunicar su dominancia y marcar territorio, especialmente si hay otros gatos. Sin embargo, aunque a veces sucede que el gato utiliza el rascador por su propia iniciativa, en otros casos prefiere utilizar un mueble.

Si este último es tu caso, entonces sigue atento las siguientes recomendaciones.

Cómo hacer para que tu gato use el rascador

Hay varios trucos para que los rascadores para gatos se conviertan en el juguete favorito de tu mascota.

El primero es utilizar hierba gatera (catnip) situándola junto al rascador o rozándolo con ella, pues el felino asocia el olor de esta con sus propias feromonas, lo que ayudará a despertar su interés en el rascador. En la medida en la que el gato se acostumbre a usarlo, deberás dejar de utilizar la hierba.

Rascadores para gatos pequeños

Otra recomendación es colocar el rascador en el lugar donde el gato se acostumbra a dañar el mueble. Si al colocarlo ahí empieza a utilizarlo, entonces bastará con que lo muevas progresivamente hacia otra zona de la casa. Tu mascota lo seguirá porque no solo le atrae el juguete, sino que al dejar impregnadas sus feromonas, instintivamente buscará el rascador sin importar el lugar.

Un tercer consejo es ubicarlo en diferentes lugares de la casa. Fíjate en qué momento en específico lo utiliza el gato, pues si se trata de un objeto para desestresarse en las mañanas y antes de dormir, entonces lo mejor es colocarlo en un lugar lejos del ruido.

Adicionalmente, es importante que premies su conducta. Algunos dueños por ejemplo rascan el juguete enfrente del gato para que este lo asuma inicialmente como un juego, pero también lo premian para reforzar este patrón.

Crea tus propios rascadores para gatos

No es necesario ser un maestro en el arte de las manualidades, pues los rascadores para gatos son increíblemente fáciles de hacer y además te ayudarán a cubrir los muebles que quieres evitar que tu mascota dañe.

Para esto necesitas una tabla o liston cuadrado de madera (lo puedes encontrar en cualquier tienda de bricolaje, una toalla, un pedazo de tela y una cuerda. Primero debes cubrir la tabla de madera con la toalla y fijarla con clavos, para luego hacer una segunda capa, pero esta vez con el pedazo de tela. Si la toalla o la tela son de alguna prenda que tu gato prefiere, entonces mucho mejor.

Finalmente, basta con envolver la tabla con la cuerda, fijando los extremos de la cuerda en la parte trasera para evitar que tu gato los desprenda al rascarlos y atornillar o clavar la tabla a otra que sirva de base.

Rascadores caseros para gatos

Hasta aquí ya tienes un rascador, pero es importante que evaluar la forma en que tu gato interactúa con él. Por ejemplo, si normalmente rasca los muebles de manera horizontal, entonces la mejor opción es colocarlo en esa misma posición.

Sin embargo, si prefiere hacerlo de manera vertical, entonces te recomiendo que lo coloques en una pared, fijándolo como si fuera un cuadro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies