En general, nos resulta encantador y muy gracioso ver a gatos con corbatas, jersey, vestidos, gorras, etc. Un gato vestido y con su habitual cara de circunstancias a los gatos es algo que no deja a nadie indiferente, pero, ¿Qué opina nuestro compañero felino de esto?

Si te gusta vestir a tu gato o has pensado en hacerlo, a continuación te damos pistas clave para hacerlo correctamente y no molestar demasiado a tu gato.

Utilidad de la ropa para gatos

Partamos de la base de que la ropa para gatos no es necesaria:

Los gatos que viven siempre en casa disfrutan de una temperatura agradable y realmente no necesitan una protección extra. Por otro lado, los gatos que salen habitualmente al exterior en general ya están protegidos por su pelaje (excepto ciertas razas) y la ropa puede representar además un importante peligro añadido porque puede enredarse en alambres, ramas, etc. y dejar al gato atrapado e indefenso. Además son el refugio perfecto para las pulgas y garrapatas.

La ropa puede tener cierta utilidad en casos muy concretos, por ejemplo, si tienes un jardín y un gato sin pelo como por ejemplo un sphynx, la ropa puede serle útil si sale a jugar fuera para evitar que se magulle, pero siempre dentro de un entorno controlado para evitar los problemas que hemos dicho más arriba.

También podríamos considerar al collar como “ropa”, en cuanto a esto es importante indicar que a los gatos no les gusta nada que los collares lleven cascabeles, pues el ruido les molesta. Hoy en día con el uso de los microchips tampoco en necesario usar un collar aunque, si deseamos ponerle uno, lo ideal si deseen un collar con placa identificativa con los datos del dueño, y que sea elástico, de modo que si se queda enganchado con el pueda escapar para evitar el ahogamiento.

Uso lúdico de la ropa para gatos

Ropa para gatos (4)

La parte divertida es que en casa, podemos de vez en cuando vestir a nuestro gato, hacerle fotos, y jugar con él y con su ropa. Para esto hemos de tener en cuanta una serie de puntos:

  • En general a los gatos no les gusta que los vistan, a diferencia de los perros que tiene una paciencia infinita para con sus amos, al gato, hemos de entrenarlo poco a poco y con mimos para que se acostumbre.
  • Evitar las prendas con mangas (no les gusta tener las patas cubiertas) y capas sueltas o partes que cuelgan (acabaran enredados en ellas).
  • Contrariamente a lo que se puede pensar, hay muchos gatos a los que, una vez que se acostumbran, les encanta que los vistan, es como un juego para ellos. Pero siempre será sólo durante un rato y luego se cansarán y querrán quitarse la ropa.
  • Hemos de tener también en cuenta que ciertos tejidos pueden resultarles molestos, sobre todo algunos sintéticos que acumulan electricidad con el roce de su pelo.
  • Tener también cuidado con prendas que tengan pequeños botones u objetos cosidos que el gato pueda arrancar y tragar.
  • Los gatos prefieren ropa que no tenga olores de otra persona o animal y por supuesto que no huelan a perfume o ambientador de armario. En las tiendas de animales o por Internet puedes encontrar toda clase de ropa para gatos muy divertida y adaptada a tu gato.

Si sigues estas normas básicas, seguro que tu gato y tú (y toda tu familia) pasáis unos ratos superdivertidos jugando ¡y tu minino se convierte en la envidia del resto de gatos del barrio!

¿Quieres ver algunas ideas?:

Ropa para gatos (7)

Ropa para gatos (6)

Ropa para gatos (2)

Ropa para gatos (5)

Ropa para gatos (1)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies