Los problemas de conducta en los gatos son muy frecuentes, algunos de ellos son cuando evitan la caja de arena, los maullidos excesivos y otros comportamientos que la mascota realiza en búsqueda de atención, morder y arañar puede ser una actitud muy dolorosa o destructiva. Sin embargo, las mismas pueden ser corregidas, simplemente se deben eliminar las causas físicas. En este artículo establecemos un programa y algunas recomendaciones las cuales te ayudarán a mejorar el comportamiento de tu mascota.

Un buen consejo es tratar de lidiar con el comportamiento del gato de a uno a la vez. Si se le trata de cambiar demasiados comportamientos, esto sólo lo confundirá y frustrará tus intentos de formación. Podemos empezar con los problemas potencialmente más peligrosos primero – como por ejemplo si mastica un cable eléctrico- a continuación, podemos incluir la corrección de otros comportamientos.

El comportamiento de búsqueda de atención a menudo va mano a mano con los gatos. Las causas de estos comportamientos pueden ser físicas o emocionales, o ambas. Un buen consejo es el siguiente: Antes de pensar en castigar a tu gato por su comportamiento o sus maullidos buscando atención, debes primero hacer algunas tareas sobre las posibles causas.

Uno de los problemas que puede tener nuestro gato son las escamas en la piel, o también llamado, hiperestesia felina. Es por esta razón que el felino suele emitir fuertes aullidos y ser muy molesto, por esto antes de tratar de cambiar el comportamiento del gato, primero se debe averiguar bien cuál es la causa o las enfermedades que puede estar sufriendo nuestra mascota.

Si nuestro felino no tiene ningun problema de salud, lo mas probable es que se aburra y simplemente necesite hacer más ejercicio y quiera de nuestra parte.

La agresión entre gatos o los maullidos repetidos también pueden ser provocados por el miedo, o la defensa territorial cuando detectan otros gatos cerca o el celo. Es este caso, la esterilización suele eliminar el problema.

Otro de los problemas más frecuentes es la masticación destructiva que realizan los gatos, lo que conlleva un potencial peligro para el gato y debido a los daños a los objetos del hogar; puede romper elementos del hogar como cables o dañar los muebles. Las causas de la masticación destructiva por los gatos pueden ser múltiples, las mismas pueden ir desde la dentición en gatitos a la curiosidad, al aburrimiento, e incluso a causa de una deficiencia de nutrientes, si el felino no está bien alimentado. Una visita al veterinario y proveer al gato con mayor actividad (juegos, un compañero, etc) suele eliminar el problema.

Si el gato tiene un comportamiento compulsivo a arañar, no se deben tomar medidas extremas, como extirparle las garras. Hay muchas maneras en que se puede tratar esta conducta: Rociar los objetos con spray repulsivo para gatos, poner a su disposición un poste rascador suelen ser las mejores soluciones.

La eliminación inadecuada de las heces o de la orina del felino suele ser otro mal comportamiento que se debe corregir. En estos casos, lo mejor es mantener su bandeja limpia a diario y rociar con spray repulsivo los lugares inadecuados donde ha hecho sus nececidades

Lo primero que se debe hacer es curar las enfermedades y las infecciones del tracto urinario. De esta manera podemos corregir todos los problemas del comportamiento de nuestra mascota y tener una mejor convivencia con nuestro gato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies