//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

El rasgo más característico de los gatos de angora es su sedoso pelaje. En un principio era de color blanco con la cara gris y con algunas manchas alrededor del cuello, con el tiempo, y con los cruces realizados por el hombre, se consiguió que el pelo fuese totalmente blanco. Otro rasgo muy peculiar del gato de angora son sus ojos. Son grandes y de diversos colores, suelen ser azules, pero también podemos encontrar gatos con ojos de color ámbar o dorado, verde e incluso dispares, estos últimos son una auténtica preciosidad.